Carolina Marín se corona campeona de Europa por cuarta vez consecutiva


La jugadora española Carolina Marín ha hecho historia al proclamarse campeona de Europa de Bádminton por cuarta vez consecutiva. Un hito, nunca antes conseguido, que logró tras imponerse en la final a la rusa Evgeniya Kosetskaya por 21-15 y 21-7, en 35 minutos.

Carolina sigue así demostrando por qué es la mejor jugadora de europa en este deporte al unir este campeonato a los ya conseguidos en Kazán (Rusia) en 2014, en La Roche-sur-Yon (Francia) en 2016 y en Kolding (Dinamarca) en 2017 (en 2015 no se celebró campeonato). Con ese cuarto título supera además a la danesa Camilla Martin que logró tres Europeos en 1996,1998 y 2000.

Además, este reconocimiento viene a mpliar un palmarés en el que también figuran la medalla de oro lograda en Río 2016, así como los dos Mundiales consquistados en 2014 y 2015.
Campeona en su tierra

En un pabellón que lleva su nombre y arropada por el público de Huelva, Carolina no notó la presión y comenzó arrollando a su rival desde el inicio. La onubense salió lanzada a por ese título y, subiendo a la red y rematando duro al cuerpo de la rusa, fue capaz de ponerse rápidamente 4-1.

Kosetskaya intentó contrarrestar ese arranque y pareció hacerlo al situar el marcador en un momentáneo 4-3 tras dos fallos de Marín en su saque, pero fue un espejismo. Carolina volvió a centrarse y dejó a Kosetskaya, descolocada. La rusa superada por el juego de la española enpezó a encajar tantos sin saber por donde le venía el volante. (10-5)
Carolina Marín, tras su cuarto título europeo: “Soñaba con este día”
reproducir video 03.28 min
Carolina Marín, tras su cuarto título europeo: “Soñaba con este día”

El juego de Carolina Marín fue arrollador en todo momento, pero especial mención merece el punto que le sirvió para colocarse 16-10. En una jugada en la que lo tenía todo perdido ante el mate de la rusa, Carolina fue capaz de recoger el volante casi a ras de pista y devolverlo para mandarlo a la esquina derecha. Inalcanzable para Kosetskaya.

Así, tirando de orgullo, la española fue ampliando su renta hasta cerrar el primer set por 21-15 en 18 minutos.

La segunda manga fue más de lo mismo. El ciclón Carolina Marín volvió a barrer a su rival que no sabía qué hacer para detener el vendaval. Marín minimizó sus fallos y no erró en sus golepes ganadores. Así, al descanso de este segundo set la onubense llegó con una cómoda ventaja de 11-4, pero Carolina quería más. Llegó a tener una ventaja de 10 (14-4) con otro espectacular punto que practicamente aseguraba el oro.

Así, Carolina siguió dominando cada juego ante la rusa que ya casi había bajado los brazos y terminó venciendo el segundo set por un contundente 21-7.

El pabellón Carolina Marín se vino abajo coreando el nombre de su paisana, una Carolina que, emocionada, dio las gracias a ese público que la llevó en volandas hacia su cuarto Europeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si quieres seguirnos pulsa alguno de los botones