CHAMPIONS: EL SEVILLA PASA A CUARTOS: MANCHESTER UNITED 1 SEVILLA 2

El Sevilla FC está actualmente disputando la temporada en la que pasó a cuartos de final de la Copa de Europa superando al Manchester United en Old Trafford. Todo lo que se pueda añadir resultará accesorio por mucho que pasen años de historia futbolística. Con todo lo racional en contra, pero con esa fe fraguada a base de plata, el conjunto de Vincenzo Montella no sólo le aguantó el tipo al equipo más poderoso económicamente del mundo, sino que le dio un par de golpes en el momento clave que le hicieron besar esa lona, la de una de las catedrales del fútbol. Pase lo que pase en cuartos de final, la historia se vuelve a escribir 60 años después con una gesta de las grandes.

Salió como era de esperar intenso el Manchester United, pero el Sevilla no sólo tardó poco en sacudirse la presión sino que además le dejó claro a Mourinho que tenía cosas por las que temer. Ya en el ocho de juego llegó el primer aviso, con un córner que botó Banega y cabeceó con intención pero ligeramente alto Correa. Los sevillistas eran superiores en el centro del campo y eso les permitía merodear por el área de De Gea, pero seguía faltando ese tan comentado colmillo para crearle problemas al meta madrileño. Por su parte, el United lo fiaba todo a balones laterales hacia arriba y a forzar el mano a mano de Lukaku con alguno de los centrales.

El equipo sevillista aguantó un par de envites en el inicio y no tardó en dejar claro que iba a dar guerra

Hay que destacar los buenos primeros minutos de Franco Vázquez, buscando siempre la referencia de Muriel, así como la templanza del joven Lenglet pese al físico ataque al que le tocaba enfrentarse. Es cierto que esas buenas llegadas sevillistas se fueron viendo poco a poco equilibradas por arreones ingleses, aunque Sergio Rico sólo tuvo que actuar en un fuerte disparo de Fellaini que logró desviar con reflejos a saque de esquina. A 45 minutos para el teórico cierre de la eliminatoria, todo seguía como tras el pitido inicial en Nervión y con un Sevilla que seguía creyendo en que era posible.

No iba a ser fácil y tocó fajarse en los primeros minutos de la reanudación, con Lingard y Rashford cada vez más caídos a las bandas generando espacios para que los aprovechara Lukaku. El propio Lingard ya lo intentó en el siete de la reanudación pero su tiro cruzado lo sacó Rico providencial. Y eso que el primero que lo probó en la segunda parte fue Correa, que recibió solo un pase medido de Sarabia desde la derecha dentro del área pero un difícil control hipotecó la buena resolución de la jugada. El riesgo era evidente, pero para salir airosos había que dar una vuelta de tuerca.

La salida de Ben Yedder fue providencial, con un doblete que dejó sin aliento a los ingleses

Esta llegó con la salida de Ben Yedder por un cansado Muriel y lo cierto es que el cambio no pudo ser más acertado. Unos segundos después, el francés controló dentro del área a pase de Sarabia y le pegó con todo junto al poste izquierdo de De Gea. Delirio en las esquina sevillista y 15 minutos en los que iba a tocar sufrir. O quizás no tantos, porque aún tardaría alguno más en llegar el segundo del pequeño delantero sevillista. Pequeño, pero grande como para cabecear en el área pequeña y obligar a De Gea a despejar sobre su propia meta. Hubo que esperar a que el colegiado recibiera el aviso del ojo de halcón en su reloj, pero el gol subía al marcador.

Diez minutos más el descuento separaban al Sevilla de la gloria europea y estos sí que parecían hacerse largos, porque Lukaku se impuso a todos en el área pequeña a la salida de un córner para hacer creer a los red devils. Pero el Sevilla no estaba dispuesto a dejar escapar algo que tenía tan cerca. Montella buscó atar cabos sueltos con la entrada de Pizarro y Geis y el equipo fue inteligente como para casi no volver a conceder peligro. Incluso tuvo el tercero para terminar de celebrarlo, pero Ben Yedder no acertó un mano a mano con De Gea con todo a favor. El bombo de los cuartos espera tras una de las grandes noches del Sevilla FC en sus 128 años de historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si quieres seguirnos pulsa alguno de los botones