Contador gana en el Angliru en su despedida


Apoteósico cierre. El final soñado. Alberto Contador conquistó el Angliru en su adiós al ciclismo. No pudo acompañar el éxito con el podio, pero qué importa eso. Contador se lleva a casa la foto de su último disparo, el aliento del público en cada agónica pedalada en las míticas rampas asturianas, donde ya había ganado en 2008, cuando estaba en su esplendor. Chris Froome se coronará este domingo por fin en Madrid como campeón de la Vuelta a España. Se lo merece. Pero hoy quien hizo vibrar a la afición, quien puso la piel de gallina, quien acapara los titulares es Contador, que se marcha por la puerta grande. Inmenso.

“¡La última batalla!”, escribió Alberto Contador por la mañana en las redes sociales. Era su día. Hoy o nunca. Con siete grandes rondas en su palmarés (tres Vueltas, dos Tours y dos Giros), no tenía que demostrar nada. Pero necesitaba esa última jornada de gloria, la necesitábamos todos. Y se la había trabajado a pulso. Contador ha atacado etapa tras etapa. El ciclismo es bello por valientes como él. Nadie pasa a la historia por ir a rueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si quieres seguirnos pulsa alguno de los botones