El Barsa sigue líder (Girona 0 – 2 Barcelona)

El FC Barcelona ha dado otro paso adelante en la Liga al imponerse 0-2 en Girona, un partido en el que el fútbol no fue brillante. Hubo más símbolos. Sobre todo al inicio del encuentro que Tebas quería organizar en Miami pese al rechazo de las aficiones… y con reparto de miles de banderas de España para mayor provocación. Montilivi, a rebosar, lució en la presentación del derbi dos enormes mosaicos en sus gradas: la bandera catalana a un lado y al otro franjas rojiblancas. Los mismos colores que el Athletic. Para más lucimiento, mediada la primera, tras un breve chaparrón, surgió un arcoíris que evocaba al arco que corona la tribuna de San Mamés, la ‘catedral’ del fútbol. Salvando todas las distancias —es el segundo año en Primera del equipo—, la de Girona también empieza a ser una peligrosa cita para los grandes equipos. En una jornada a caballo entre los cuartos de final de la Copa del Rey que están disputando los dos equipos, los entrenadores alinearon esta vez sí a los titulares habituales, con Messi incluido. A los de Valverde se les puso de cara pronto, concretamente en el minuto 9. Después de varios despejes, Semedo aprovechó un balón rechazado y con la izquierda marcó su primer gol con el Barça. La polémica llegó poco después, con un agarrón de Alba a Stuani dentro del área. Ni los árbitros del campo ni el de vídeo consideró que fuera suficiente como para provocar la caída del delantero. Hubo protestas en otras jugadas, pero el VAR no corrigió nunca al colegiado. Coutinho (en el once en lugar del lesionado Dembélé) tuvo una buena ocasión tras una asistencia de Messi, pero Bono se la paró. A pesar del dominio, el juego del líder no era fluido. Y de hecho, el Girona tuvo ocasiones para empatar de la mano de Stuani antes y después del descanso. En ambos casos las estiradas de Ter Stegen lo impidieron, secundado en una de ellas por Piqué, que le cubrió los palos en su salida. Salvador en la ida (suyo fue el gol del 2-2 definitivo en el Camp Nou), el central ha vuelto ser clave en Girona. Enfrente, la defensa local se quedó mermada por la expulsión de Bernardo, que a los cinco minutos del segundo tiempo vio la segunda amarilla por una falta sobre Messi en el centro del campo. Enrabietado, el equipo de Eusebio se fue al ataque en los siguientes compases, pero pronto acusó la inferioridad. Y así hasta que el Barça sentenció con un sutil toque de Messi por encima de Bono, tras una asistencia –cómo no–, de Alba, con quien forma la sociedad más fructífera de la Liga. Efectivo, el campeón hizo lo justo para ganar por octava jornada seguida, frente a un rival que encadena ya diez jornadas sin conocer el triunfo. Así que paso a paso en el campeonato, como en la larga escalinata de la verdadera catedral de Girona, un equipo va para arriba y el otro para abajo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: