El piragüismo español suma dos nuevos oros y una plata

El nuevo K4 500 español -Craviotto, Toro, Cooper y Germade- ha logrado la medalla de oro en la I Copa del Mundo 2018 en la que España, a falta de las cuatro finales de 5.000 metros, totaliza siete preseas.

El K4 500, integrado por el catalán Saúl Craviotto, el balear Marcus Cooper Walz y los gallegos Cristian Toro, ha cumplido con las expectativas creadas en torno a la embarcación compuesta por tres campeones olímpicos y un campeón mundial.

Los españoles realizaron una gran salida y se han mantenido como líderes durante todo el recorrido hasta entrar en meta como campeones, ante el delirio de los aficionados, volcados con las dos embarcaciones del equipo nacional húngaro, que completaron el podio.

En K1 500 el gallego Roi Rodríguez ha conseguido la medalla de oro en una regata muy rápida en la que ha deleitado al público ofreciendo un mano a mano con el portugués Fernando Pimenta. Esta es su segunda medalla tras lograr ayer el bronce en K1 1000 y esta tarde paleará el K1 5.000.

En K1 200 el gallego Carlos Arévalo ha confirmado el gran momento que atraviesa con una espectacular actuación que le ha llevado a adjudicarse la medalla de plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si quieres seguirnos pulsa alguno de los botones