El Real Madrid entra en crisis y supera en Mendizorroza las seis horas sin marcar

El Real Madrid cae ante el Deportivo Alavés con un gol de Manu García en el último minuto y encadena su cuarto pinchazo consecutivo, además de sumar 409 minutos sin marcar. Los de Lopetegui fueron peores que en Moscú y apenas tuvieron ocasiones. Gareth Bale se volvió a retirar lesionado y aumenta la enfermería blanca. Gran partido de los de Abelardo, que ya son colíderes.

El Real Madrid marcha en caída libre. Su partido en Mendizorroza fue el peor de la temporada, peor que la debacle en el Pizjuán, el empate ante el Atlético o el naufragio en Moscú. Ante el CSKA, los blancos se estrellaron con los palos. En Vitoria, los problemas no solo estuvieron relacionados con la puntería.

Lejos de mejorar, el equipo de Lopetegui hizo suyo el balón por cuarto partido consecutivo, pero de la forma más insustancial posible. El Alavés puso un muro infranqueable en su campo y no permitió un solo hueco. Un disparo de Ceballos en el minuto 4 que salvó Pacheco fue la única ocasión de peligro de un Madrid con grandes señalados: Ramos, Nacho, Modric, Benzema o un lesionado Bale dejaron una imagen impropia de aquellos que ganaron tres Champions consecutivas.
Mariano Alavés Real Madrid

Sin Isco y sin Marcelo, el Madrid ha perdido todo el sentido de la fluidez en campo contrario. Julen trató de solucionarlo en una segunda mitad nefasta. Acabó con Mariano, Vinicius y Asensio en punta de ataque, pero ni llegaron a disparar entre los tres palos. Para redondear la desidia, Manu García anotó en el descuento y confirma la crisis de un Madrid que no jugará su próximo partido hasta dentro de dos semanas. La espera se puede hacer eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si quieres seguirnos pulsa alguno de los botones