Lydia Valentín, campeona del mundo de halterofilia

La española Lydia Valentín, se ha proclamado campeona del mundo en categoría de hasta 81kg en los Mundiales de halterofilia, que se disputan en Ashgabat (Turkmenistán). La leonesa se ha colgado el oro en arrancada (113kg), bronce en dos tiempos (136kg) y oro en total olímpico (249kg), logrando además sendos récords de España.

La campeona olímpica de 2012, que en los pasados mundiales en Estados Unidos logró tres oros en -75 kg (arrancada, dos tiempos y total), categoría sustituida por -76, competía en -81 para proteger unas molestias en el hombro.

Son tres medallas más para la delegación española, tras el bronce logrado hace unos días por Josué Brachi días atrás.
Oro en arrancada

La leonesa fue una de las dos únicas finalistas que pidió comenzar su concurso en 105kg, junto a la armenia Hakobyant, aunque más tarde esta pidió un kg menos (104) y falló sus tres intentos, quedando excluida de la final de dos tiempos.

El técnico de Lydia Valentín alargaba la entrada en escena de la campeona pidiendo un cambio de 105kg a 108kg, para que sus rivales agotaran sus intentos sobre pesos menosres.

La española levantaba los 108 sin problemas y aún le quedaban dos intentos más, mientras sus rivales iban gastando los suyos. Como la bielorrusa Naumava, que se quedaba en ese peso en su tercero.

Con al menos el bronce asegurado para la leonesa, la coreana Mum no pudo completar su tercer levantamiento sobre 108kg por un problema de rodilla y daba la plata a Valentín, que pedía 110kg para atacar el oro. La kazaja Meshikthanova, competidora del Grupo B era plata con 109kg.

Valentín pidió entonces 113kg para su tercer intento y completar su segundo Mundial tras los tres oros logrados en 2017.

Solo cuatro halterófilas pidieron iniciar su concurso de dos tiempos en 130kg, y una de ellas era Lydia Valentín. La de Ponferrada lo superaba junto a Naumava y la estadounidense Arthur, que había sido cuarta en arrancada. Segundo récord de España batido, ya que el anterior estaba en 126kg.

Eso oblibaga a la ecuatoriana Salazar a arriesgar y pedir el cambio de 130 a 133kg, superando ese listón para ponerse líder momentánea. Naumava y Arthur volvían a sobrepasarla con 135kg a falta de un último intento y casi todo por decidir.

Por su parte, Valentín fallaba en 136kg en su segundo intento, pero el fallo siguiente de Salazar le daba un respiro. La española se resarcía en su tercer intento, lo que le aseguraba el oro en total olímpico (249kg).

Naumava y Salazar la superaban en dos tiempos con un kg más (137), pero Arthur no pudo con 138kg y Lydia Valentín se colgaba el bronce en dos tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.