Nadal pierde un set pero remonta a Mayer en su debut en el Godó

Rafa Nadal avanza a cotavos del torneo Conde de Godó, como estaba previsto, pero con sufrimiento ante el argentino Leonardo Mayer. El vigente campeón tuvo que aplicarse para remontar un mal primer set y acabar ganando 6-7, 6-4 y 6-2 en dos horas y 50 de partido.

El número dos del mundo se verá las caras con su amigo David Ferrer, que en el partido anterior ha eliminado al francés Lucas Poiulle.

Finalmente no saltó la sorpresa. Nadal venía de caer en semifinales de Montecarlo contra el italiano Fabio Fognini, que ha acabado abandonando en Barcelona por una lesión muscular.

El tenista de Corrientes (Argentina) no le había ganado en sus cinco enfrentamientos precedentes y tampoco lo hizo este miércoles, aunque lo intentó. Solo Nico Almagro, que recibió el homenaje del Real Tenis Club de Barcelona en los instantes previos, el mencionado Fognini y Álex Corretja han ganado sobre la pista central al once veces ganador, que le presta el nombre.

Mayer se llevó un primer set atípico, sobre todo en Rafa, en una hora y once minutos. El español lo tuvo en su mano con un ‘break’ en el octavo juego y su saque, pero sus errores dieron vida a Mayer, número 63 del mundo, para igualar la contienda.

Con el argentino más metido en el partido que Nadal, se llegó a un ‘tie break’ donde el de Manacor (Baleares) volvió a tener una oportunidad de sacar para llevarse el set, -también las tuvo minutos antes al resto con 5-4 y 6-5- pero a Mayer le salía todo bien y acabó dándole la vuelta a la tortilla.

Poca profundidad con su derecha, bajo nivel de golpes ganadores, poca confianza en definitiva. No se le veía cómodo a Nadal, aunque el segundo set comenzaba con un poco de fortuna en forma de ‘break’ al servicio de Mayer.

El argentino se confió en exceso después de ganarle el primer set al ‘rey de la tierra’ y acabó pagándolo. Nadal se puso pronto con ventaja y acabó administrándola, no sin esfuerzo. Y es que Mayer siguió dando muestras de no querer perder su oportunidad y obligó al balear a salvar una bola de rotura en el octavo juego, que habría vuelto a poner las cosas complicadas a Rafa.

Un Nadal de menos a más acabó encontrando un poco más de comodidad en el tercer set y se lo adjudicó tras romper en el quinto juego y enfilar con otros tres consecutivos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: